La importancia del o los “Buyers Persona” dentro de nuestra estrategia de Marketing, nos permite establecer parámetros qué servirán para poder elaborar las piezas, anuncios, videos y demás que desarrollaremos en nuestro plan de acción digital. Por ello es necesario invertir tiempo y esfuerzo en la elaboración del mismo.

Tranquilo, aquí trataremos de ser lo más sencillo y práctico para que puedas elaborar tu buyer persona.
Primer un poco de teoría.

¿Qué es un Buyer Persona?

Un Buyer Persona es la representación ficticia de tu cliente ideal. Está basada en datos reales sobre el comportamiento y las características demográficas de tus clientes, así como en una creación de sus historias personales, motivaciones, objetivos, retos y preocupaciones. Un Buyer persona en la mayoría de los casos, personas son sintetizadas de datos colectivos de entrevistas a usuarios. Son capturados en las descripciones de las páginas o herramientas que se usen que incluyen patrones de conducta, metas, habilidades, actitudes y ambiente, con muchos detalles ficticios personales para crear a la persona más realista como personaje. Para cada producto, más de una persona es usualmente creada, pero una persona debe siempre ser principalmente el enfoque para el diseño.

Ejemplo buyer persona

Desarrollar tus buyer personas será un ejercicio fundamental para la creación de contenido, diseño de producto, seguimiento de leads, ventas y cualquier otra actividad que esté relacionada con la adquisición y retención de clientes. La clave para crear buyer personas es hacer las preguntas adecuadas a las personas que aportarán la información más útil para un estudio detallado y representativo.

¿Entonces, por qué es importante para mi estrategia de Marketing Digital?

Los buyer personas te ayudarán a entender mejor a tus clientes actuales y potenciales, te facilitarán la creación y planificación de contenido relevante, cómo debes comunicarte con ellos, cómo tienes que desarrollar tus productos y qué tipo de servicios debes ofrecer según las necesidades, comportamientos y preocupaciones de los diferentes grupos.

Una cosa es saber quién es tu cliente ideal, pero otra cosa es conocer cuáles son sus motivaciones, retos, objetivos, circunstancias personales y laborales. Si haces tus buyer personas adecuadamente, podrás tener esta visión detallada de su perfil biográfico, demográfico, circunstancial y psicológico.

Los buyer personas más útiles son aquellos que están basados en la investigación de información que tengas disponible y con datos reales de tus clientes actuales y potenciales. Dependiendo de tu negocio podrás tener uno o dos buyer personas, o hasta 20. Pero si eres nuevo en esto empieza con pocos y luego podrás añadir más. Si combinas esto junto con la información acerca del ciclo de vida del cliente (es decir dónde se encuentra en su ciclo de compra) podrás crear un mapa de contenido para definir contenido específico y personalizado. Si además creas tus buyer personas negativas, tendrás la ventaja de segmentar ese grupo para excluirlos de tus campañas, reduciendo así tu costo de adquisición promedio.

Por ello no puedes excluir de tu estrategia de marketing quien o quienes serán tu(s) potencial(es) cliente(s), antes de iniciar una campaña o artes, determina lo que quieres y a quien le quieres llegar, lo que realmente quieres transmitir, entendiendo que no son robots o cosas los que adquieren tus servicios o productos, son humanos, personas como tu o como yo.